¿Cómo reduzco mi basura?

Cada día, cada uno de nosotros producimos más de 1,2 kg de residuos urbanos. Esta cantidad es la que recoge el camión de la basura y la transporta al vertedero o a la planta de separación, para posteriormente ser reciclada. Todo este proceso supone un coste elevado (que a nosotros nos cobran en los impuestos, en Madrid por ejemplo incluido en el IBI). Y no solo económico, también ambiental (gasto energético, emisiones de efecto invernadero...).

Mediante un consumo responsable podemos reducir la cantidad de basura generada al día, pero por ejemplo, ¿que hacemos con los residuos orgánicos? ¿Vamos a dejar de comer lechuga porque las hojas de fuera las tengamos que tirar?¿O naranjas porque la cáscara no nos la comamos? Desde luego que no. Este tipo de residuos tienen un valor en si mismos, que nuestros abuelos ya conocían. Sirven para alimentar a nuestros suelos. El proceso de transformar los residuos orgánicos de nuestras casas en abono natural se llama compostaje, o vermicompostaje, si nos ayudan unas pequeñas amigas llamadas lombrices de California.

En este vídeo podemos ver lo sencillo que es reducir nuestra bolsa de basura a la mitad:


¿Que te parece? ¿Tienes algún video o fotos que muestren iniciativas como esta? Mándanoslo para que podamos colgarlo aquí a residuos@tierra.org.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Ahora nos venden desde los ayuntamientos y empresas la importancia del reciclaje, ahora cuando es negocio. Creo que es hora de que desde los grupos ecologistas se diga un "ya basta", ya basta de gravar a todos por igual con el agua , el reciclaje o la contaminación. El principio deberia ser el de el que menos contamina menos paga y no al reves.
Basta ya de anunciar el reciclaje sin decir nada sobre la reducción y la reutilización, sobre el consumo excesivo. Muchos años de reciclaje pero se sigue generando más y más basura. El reciclaje no es la solución al problema es la solución a las consecuencias del problema, por que el problema es el consumo excesivo, los embalajes excesivos, los productos veinetemil veces envueltos.
Basta ya de meter el problema como si fuera del consumidor(si recicla o no) el problema es del productor y del consumo.
mientras tanto aquellos que consumen excesivamente, que utilizan el coche para todo, que no les preocupa el medioambiente se lavan la conciencia con un gran "yo reciclo".

Amigos de la Tierra dijo...

Totalmente de acuerdo. Hemos empezado la casa por el tejado, y en vez de centrar los esfuerzos en la reducción se ha hecho en el reciclaje, limpiando muchas conciencias con el hecho de "separar", que no hay que confundir con reciclar.

Sin embargo, nosotros animamos a la gente a que siga concienciándose con el tema de los residuos, sin perder de vista ninguna de las tres R, y por supuesto, separando en casa.

Muchas gracias por tu acertado comentario.

Alicia dijo...

Esto de la basura es un quebradero continuo de cabeza. Es cada vez más difícil, sobre todo porque cada vez hay más envases para un sólo objeto de compra, quizá para dar una imagen de diseño o quizá para dar una imagen de higiene o las dos. Y esto pasa hasta en las mejores familias, quiero decir, que incluso productos que se venden como "ecológicos" (confundido, tal vez, con el término orgánico que a mi entender es mucho menos amplio) tienen una cantidad insana de embalajes. Hasta hace poco me preguntaba cómo era posible que no se usasen más envases retornables, como hacíamos antes con las botellas de refresco y como hacen en muchos países de europa e incluso en zonas de EEUU. Parece ser que la ley de envases y embalajes del 97 (creo) los prohibió y, por lo tanto, no es legal ofrecer envases retornables igual que no lo es vender legumbres a granel (aunque se haga). ¿Qué tenemos que hacer para que esto cambie? Es necesaria una plataforma social informada y concienciada, porque me temo que la mayoría no está al corriente del tema...

Amigos de la Tierra dijo...

Alicia, muchas gracias por tu comentario. Es bueno saber que hay gente que se hace este tipo de reflexiones tan acertadas. Es verdad que en el tema de los residuos entran en juego muchas cosas, como el marketing, como tu bien dices, y los hábitos de vida actuales. La Ley de envases propone como obligatorio la creación de un sistema de devolución, depósito y retorno, a no ser que (quien hace la ley hace la trampa), los fabricantes se adhieran a un SIG, tipo Ecoembes. Resultado: todos los fabricantes se adhieren a un SIG, porque los grandes distribuidores no se quieren hacer cargo de recepcionar los envases usados, y los fabricantes de envases no quieren que estos se laven y se vuelvan a poner en el mercado.

Totalmente de acuerdo en que debemos ser los ciudadanos los que nos informememos de la realidad y exijamos un sistema conveniente para nuestro Medio Ambiente, y no para los empresarios implicados en el tema.

Anónimo dijo...

Dando la razón a Alicia creo que es hora de que los grupos ecologistas unidos (greenpeace, amigos de la tierra , ecologistas en acción, adena...etc) inicien una fuerte campaña como la de "nuclear no gracias" con una platafoorma de "basura, no gracias" para promover una nueva ley de envases y embalajes, bien como iniciativa legislativa popular, bien como recogida de firmas y envío de cartas. Soy el del primer anónimo enviado pero firmo como Rezgo reis.

Nimmue dijo...

Hola,oye sería posible que me proporcionaras el video? Por supuesto que pondría los creditos, lo que sucede es que quisiera presentarlo en una exposición en la universidad, creo que es importante difundirlo y podría hacerlo enfrente de todo mi grupo.

Te agradezco
Maggie