¡Participa! La R es lo que cuenta


















Desde junio de 2010 a enero de 2011, llevamos a cabo la campaña, “¡Participa!, la R es lo que cuenta” en diez locales comerciales de la Comunidad de Madrid. Estos pequeños comercios se han comprometido con la reducción del uso de recursos, la reutilización de materiales, que anteriormente desechaban, y el reciclaje de residuos. Este proyecto, impulsado por Amigos de la Tierra, cuenta con el apoyo de Obra Social Caja Madrid.

Con la campaña buscamos una gestión correcta de los residuos generados en los establecimientos y alcanzar una Reducción de los mismos, para que en el futuro cada uno de los comercios voluntarios pueda gestionar sus residuos de forma autónoma. Los locales han recibido unas pautas iniciales para adquirir unos hábitos que les permitiesen reducir, reutilizar y separar para reciclar sus desechos.


En este sentido, hemos asesorado personalmente a cada uno de los comercios, ofreciéndoles propuestas aplicadas a sus negocios. Aunque la mayoría de los centros separaban un pequeño porcentaje de sus residuos, no lo hacían en su totalidad. Así, desde la asociación les hemos proporcionado contenedores etiquetados, y les hemos indicado donde pueden depositar sus desechos generados.


Las personas implicadas de los locales, de cara a esta iniciativa, han reaccionado de forma favorable, apoyándola en todo momento, informando a los clientes sobre la misma, y mostrando su implicación colaborando con las medidas implantadas.


Una de las medidas de reducción con más éxito en los comercios ha sido la sustitución del envase de jabón líquido por una pastilla para los baños privados. Asimismo, algunos de los establecimientos se están planteando la posibilidad de adquirir los materiales que necesitarán a largo plazo en un único pedido, y ahorrar en costes, en vez de realizar pedidos a corto plazo que multiplican la cantidad de envases y los costes económicos.


Otra de las propuestas para mejorar la reducción ha sido proveer con una cantidad simbólica de bolsas de tela a los establecimientos. Así Susana de COPADE, uno de los establecimientos voluntarios nos comentaba que “la alternativa de las bolsas de tela, era muy interesante, y que los clientes la habían recibido con mucha gratitud, comprometiéndose a usarlas”.

Para difundir las buenas prácticas puestas en marcha, hemos elaborado un Manual para pequeños comercios, en el que los distintos establecimientos interesados en reducir y gestionar correctamente sus residuos, pueden ver las ideas aplicadas para establecerlas en su día a día.


Si quieres conocer las medidas, puedes bajarte el Manual de Buenas Prácticas para pequeños comercios aquí.

Si tienes un pequeño establecimiento, ¡échale un ojo al manual!, seguro que encuentras consejos que puedes poner en práctica en tu loca.