Lo importante es el interior

Esta frase no se refiere únicamente a las personas. Podría encajar perfectamente con la nueva política de marketing, donde nos venden productos por su embalaje. Estamos cansados de ver anuncios de "Nuevo envase"... ¿y...? ¿es el producto de mejor calidad? ¿más necesario? Si ya lo comprábamos antes, será porque no se estropeaba con el envase anterior ¿no? Y si no lo comprábamos...será porque no lo necesitamos, tenga el envase que tenga.

Un buen ejemplo del sobreenvasado que llena nuestras vidas es este vídeo que nos llega desde Hungría, de la Asociación HuMuSz: (HuMuSz = Hulladék Munkaszövetség = Alianza por la Prevención de Residuos)



¿Que os parece?



1 comentario:

jf dijo...

jeje muy bueno el vídeo. Yo he visto cosas parecidas en serio. :) En épocas clave de entrega de regalos como Navidad, Reyes, San Valentín, se debería hacer alguna campaña para que la gente coloque correctamente todos esos envoltorios (televisiones, videoconsolas, la casa de la nancy...). :P