Los residuos de los cuidados, el cuidado de los residuos

Pañuelos desechables, toallitas húmedas, pañales, compresas, tampones…basura, basura, basura.
La higiene, al igual que la alimentación, es una fuente inconmensurable de residuos. Hablamos de higiene, y no ya de cosmética o estética, que supondría ya otro debate sobre imagen, cuerpo y necesidades...
Las opciones alternativas a esos productos básicos no son, en general, inventos revolucionarios ni nuevos materiales pintados con publicidad verde, si no tradicionales formas de gestión de nuestros residuos “más íntimos”. Las opciones que el mercado actual dictan para deshacerse de ellos son comprensibles, pues parecen proporcionarnos una sensación de alivio de “Ya está, ya no es más parte de mí”.














Algunas alternativas como los pañuelos y pañales de tela , y nuevas opciones para las mujeres como la copa de luna , pueden parecernos, desde la esterilidad plastificada, limitantes y arcaicas.



Planteárnoslas como alternativas serias y atrevernos a probarlas quizás ayuden a conocer algo mejor nuestros ciclos, nuestro cuerpo, a conocer lo que aunque ya no lo queramos más, alguna vez formó parte de nosotros.

5 comentarios:

Bego dijo...

Yo tengo la MoonCup y estoy encantada. Los pañuelos de tela no los uso y tampoco los pañales, pero desde luego la mooncup además de no ensuciar y no generar residuos es la mar de cómoda

jf dijo...

Lo de los pañales a primera vista me parece un poco desagradable, aunque beneficioso ambientalmente sin duda.
Respecto a la Mooncup, si las mujeres que lo han usado están satisfechas y no afecta a la higiene personal, adelante!

Anónimo dijo...

bueno, jf, desagradable...claro!pero digo yo que si le preguntamos al trocito de tierra si le apetece tragarse un trozo de plástico y algodón, sazonado con caquita, tampoco creo le apasione la idea, o te apuntas a montarte un minivertedero en la terraza? =)creo que, en esto del consumo, es más cuestión de tener claro que existen opciones distintas a las masivas ( y en la mayoría de los casos empujadas por intereses financieros) y de responsabilizarnos de lo que pasa después del uso de las cosas que ya se nos han convertido en "imprescindibles".. todo un reto diario.

jf dijo...

"sazonado con caquita", "minivertedero en la terraza"... mmm... curioso.

Amigos de la Tierra dijo...

Pues si, estos productos que en un primer momento nos pueden parecer "incómodos" pueden tener múltiples beneficios,higiénicos, sanitarios, y sobre todo ambientales. Y todo es cuestión de acostumbrarse...Hace 10 años nadie podía concebir que la gente recogiera de la calle la caca (que escatológica ha resultado esta entrada, jeje) de sus perrros, y ahora es una realidad...